La clínica

Durante mucho tiempo,  tanto la Medicina como la Odontología, se han basado en dar un remedio bajo la perspectiva de un modelo reparativo, es decir,  se ha trabajado en función de arreglar cada problema que el paciente nos consultaba.

Hoy en día, la Comunidad Científica Internacional reconoce que los modelos que funcionan mejor a largo plazo son: el modelo preventivo y el modelo predecible. El primero implica el tratar de no caer en la enfermedad y el segundo en  intentar detectarla lo antes posible, minimizando  el trastorno que se va a producir,  y proporcionando la mejor solución posible y que sea la más duradera en el tiempo.

Basados en esta filosofía (en este modelo de trabajo) es como planteamos actualmente nuestra visión de lo que debe de ser la Odontología:

 

Detectar el problema en sus estadios iniciales para darle el tratamiento más conservador y respetuoso con las bocas de los pacientes.

 


En los últimos tiempos está en boga de la mayoría de los compañeros un común denominador en todos los foros profesionales: ODONTOLOGÍA MINIMAMENTE INVASIVA.

Todo el mundo asume que en esta frase se concentra el mayor esfuerzo del profesional para obtener, mediante las técnicas más sofisticadas, el  resultado más satisfactorio para el paciente siendo lo más conservador posible. Pues bien, ESE ES NUESTRO RESUMEN DE TRABAJO, sin dejar de lado lo que, a una gran parte de los pacientes les preocupa: LA ESTÉTICA.

 

Nuestra filosofía

La mayoría de las bocas de los pacientes se desestructuran o fallan por dos motivos:

 

Falta de soporte

  • Los problemas periodontales (falta de hueso de soporte) son  una de las mayores causas de pérdida de piezas dentales sobre todo en gente adulta.

  • Su detección en etapas iniciales es fundamental para poder poner remedio antes de que el mal sea irreversible.

  • Un control inicial mediante serie radiográfica apropiada nos dará una idea de la cantidad y calidad del hueso que rodea nuestros dientes.

  • El sondaje periodontal y periodontograma, junto con una historia detallada, terminarán por circunscribir la parcela determinada de cada paciente. 

 

Fallo de la estructura dental

  1. Caries
    • Diversas son las causas que hacen que se pierda la estructura dental, pero una de las más comunes es la caries.

    • Al igual que la pérdida ósea, un diagnóstico temprano  ayudará enormemente a ser lo más respetuoso con la estructura dental remanente.

  2. Desgaste dentario
    • Aquí entramos en uno de los caballos de batalla en los que, a veces inadecuadamente, se cataloga a los pacientes de bruxistas cuando muchos de ellos no lo son.

    • Una Historia Clínica precisa, un adecuado estudio funcional mediante el uso de un desprogramador oclusal, radiografías, fotografías y montaje de modelos apropiados en un articulador,  nos llevará a establecer la causa que provoca el desgaste y darle la mejor solución al alcance del paciente.