LA CARIES

¿Alguna vez se ha preguntado, como paciente, por qué desarrolla caries de manera continua?
La respuesta es sencilla, usted tiene la boca en un medio bacteriano que facilita el crecimiento de aquellos “bichitos” que se encargan de favorecer la destrucción del esmalte, el primer y más duro defensor del diente  y después de la dentina, mucho más débil pero absolutamente necesaria para sujetar el esmalte  protector.

El detritus derivado de carbohidratos refinados y, sobre todo, un entorno ácido hacen que la dureza del esmalte se vea absolutamente comprometida.
El esmalte  soporta medios ácidos superiores a 5,5 es decir, todo aquel alimento o líquido que tomemos con un pH inferior a 5,5 es nocivo para el esmalte.

Cítricos, bebidas energéticas, bebidas de Cola, todos ellos son de pH inferior a 5,5. Si además añadimos azúcares refinados, entonces tenemos un cocktail que, muy probablemente, nos traerá problemas.

¿Cómo combatir este hecho? muy sencillo: tamponar la acidez mediante una higiene adecuada y mucho más importante aún, haciendo que antes, la acidez bucal torne a pH más alcalinos. ¿Cómo? ...con Xylitol.

El  Xylitol es un buffer (tampón) que neutraliza la acidez previa del medio bucal en peligro. Este componente se encuentra en pastillas y chicles que se venden en el mercado, los cuales llevan años ayudándonos a combatir ese pH y se han convertido en verdaderos aliados  de la boca de los pacientes, haciendo que puedan mejorar sus perspectivas ante esta enfermedad absolutamente extendida como es la caries.